Noticia

Comparte

21 junio, 2020

Tecnología permite reforzar vínculos entre jugadores de NFL

AP, NUEVA YORK. — Los jugadores y entrenadores de la NFL se fueron a casa en marzo y se quedaron ahí durante los siguientes meses, como muchas personas en el mundo.

Las iPads se convirtieron en una parte fundamental del equipamiento deportivo. En vez de apretones de manos y palmadas, los jugadores se mostraron aprecio con emojis y videoconferencias.

Cuando la pandemia de coronavirus marginó a todos de sus ámbitos habituales, la creatividad fue clave. Para trabajar. Para seguir en comunicación. Y también para aquellos que se ganan la vida en los campos de fútbol americano, quienes se toparon con la necesidad de reforzar sus vínculos como compañeros.

Así que muchos recurrieron a los videojuegos. Otros se lanzaron retos de trabajo en el gimnasio. Un equipo organizó una competición de cocina en línea. Uno más diseñó afiches inspirados en las películas.

Durante esta época de distanciamiento social, la cohesión de los equipos se convirtió en una misión para la alta tecnología.

“Tenemos a jugadores que están definiendo sus defensivas, y tenemos juegos de Jeopardy”, dijo Steve Spagnuolo, el coordinador defensivo de los Chiefs de Kansas City, campeones del último Super Bowl. “Hay todo tipo de cosas que hacemos para mantenernos atentos y divertidos en algunas formas. Buscamos seguir concentrados en el fútbol (americano) y hacer las cosas. Es un reto en ese sentido”.

Las instalaciones de los equipos seguirán cerradas para buena parte de los jugadores hasta el comienzo de los campamentos de prácticas, que llegaría el mes próximo. Normalmente, los últimos meses habrían estado repletos de reuniones personales, para que se conocieran los jugadores y entrenadores.

En este año, todo ha tenido que hacerse mediante las pantallas, con videoconferencias, llamadas telefónicas, sesiones remotas de gimnasio y cualquier otra cosa que a alguien se le ocurra.

“¿Saben? Desearía que más integrantes de la línea ofensiva estuvieran en los videojuegos”, dijo Ronnie Stanley, tackle ofensivo de Baltimore. “Yo estaría totalmente a favor de eso”.

Doug Marrone, entrenador de Jacksonville, realizó concursos semanales para su equipo, incluida una competición de cocina el mes pasado. Los jueces evaluaban sólo la apariencia de los platillos.

El receptor C.J. Board ganó los honores de “gran chef”, y el concurso fue sumamente exitoso entre los jugadores, si bien generó cierto escepticismo en la casa de Marrone.

“La otra noche, a la mesa durante la cena, me dijeron: ‘¿Qué tan inteligente eres como para organizar un concurso donde nadie pueda probar la comida?’”, dijo Marrone. “Sólo hablamos de la presentación… Y luego me dijeron: ‘¿Fue tu idea? Porque si fue tu idea, resultó bastante estúpida’”.

Pero funcionó.

Los Jaguars organizaron un concurso de fotografías de la década de 1990, para coincidir con la transmisión de “The Last Dance”, la serie documental de ESPN sobre Michael Jordan. Tyler Shatley, centro y guard sustituto de Jacksonville, se llevó el premio en esa competición.

Por su parte, los Browns organizaron un concurso de clavadas (volcadas o mates), conquistado por el linebacker novato Jacob Fhillips al meter el balón en un balde de leche, que colgaba de un árbol —todo mientras usaba botas y overol de obrero.

Cleveland se inclinó también por el arte. Los jugadores emplearon sus mejores talentos gráficos para diseñar afiches de películas. El novato Kevin Davidson se basó en el documental de Netflix “Tiger King” y utilizó Photoshop para incluir a los quarterbacks de los Browns.

“Creo que ése ganó”, dijo el nuevo entrenador de los Browns, Kevin Stefanski. “Los chicos se están divirtiendo con esto. Es apenas una forma de alejarse un poco del fútbol (americano) y de hacer algo para que la gente se conozca un poco más”.

Los Colts han hecho eso mismo, al competir —a distancia, desde luego— en algunos tradicionales juegos de mesa, incluido Pictionary.

“Un día, estábamos ahí con los novatos, jugando gato (tres en línea, ceros y cruces, triqui o tatetí) sólo para divertirnos”, dijo el entrenador Frank Reich. “Hicimos que dos chicos se enfrentaran entre sí y tuvieran que jugar rápido”.

Los linebackers y defensive ends de Denver fueron entretenidos cada semana por su astro Von Miller —alias DJ Sauce Von the Don—, quien se ha recuperado plenamente luego de dar positivo de COVID-19 en abril.

“Ustedes saben quién es Von, es un bromista”, dijo el linebacker exterior Bradley Chubb. “Es serio cuando necesita serlo también, pero cuando no, es muy divertido. Cada jueves la hace de DJ para nosotros un rato. Se asegura de que todos terminemos la semana bien, con la energía que él está aportando. Y la energía que todos tienen en esas videoconferencias es increíble”.

Muchos equipos han roto la monotonía de sus conferencias mediante la aplicación Zoom, al invitar a algunas celebridades.

El cineasta Spike Lee habló de problemas sociales con los Saints; Ray Lewis y Ed Reed conversaron con la nueva generación de los Ravens, y el actor Will Ferrell fingió ser el tight end de Seattle Greg Olsen durante un encuentro con los Seahawks.

Las discusiones serias y los momentos divertidos han estado tan sólo a un “clic” de los jugadores en este receso entre temporadas.

Noticias más leídas