Noticia
Internacionales

Tokio 2020 no resultó en un aumento de casos de COVID-19 en Japón

Tokio 2020 no resultó en un aumento de casos de COVID-19 en Japón
Tokio 2020 no resultó en un aumento de casos de COVID-19 en Japón
sábado 01 enero, 2022 - 2:15 AM

El Comité Olímpico Internacional (COI) afirmó que los datos del gobierno japonés ofrecen pruebas del éxito de las contramedidas del COVID-19 en Tokio 2020, con casos en la Villa Olímpica y entre la población local “no relacionados”.

El Dr. Saito Tomoya, director del Centro de Preparación y Respuesta ante Emergencias del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Japón, presentó los hallazgos de un estudio que sugería que la tasa de reproducción de COVID-19 en Japón comenzó a disminuir alrededor del inicio de los Juegos Olímpicos el 23 de julio.

Tokio 2020 se llevó a cabo en gran medida a puerta cerrada y en medio de un telón de fondo de oposición pública, con la capital japonesa colocada en estado de emergencia en julio antes de los Juegos.

Japón experimentó su mayor ola de infecciones por COVID-19 hasta la fecha a principios de este año, que alcanzó su punto máximo a fines de agosto con más de 26,000 nuevos casos diarios, pero los datos muestran que los Juegos Olímpicos no llevaron a una mayor propagación del virus, es reclamado.

“Así que, en general, no parece haber un impacto directo y negativo en la epidemia en Tokio durante los Juegos”, argumentó Saito.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se llevaron a cabo del 23 de julio al 8 de agosto y los Juegos Paralímpicos del 24 de agosto al 5 de septiembre.

Los organizadores han insistido en que los libros de jugadas, que incluían reglas y orientación para los participantes sobre las pruebas regulares de coronavirus, el uso de máscaras, la limitación del contacto social y las salidas rápidas de Japón, permitieron que los Juegos se llevaran a cabo de manera segura.

Se identificaron un total de 464 casos positivos durante Tokio 2020 “entre decenas de miles de interesados ​​acreditados”, 33 de los cuales eran de los 11.300 atletas que participaron.

El COI argumentó que el desglose de infecciones entre atletas y oficiales y otros participantes mostraba que “los casos importados de atletas y oficiales, la mayoría de los cuales eran visitantes extranjeros que se alojaban en la Villa Olímpica o en el alojamiento de los Juegos, estaban efectivamente contenidos”.

Agregó que la mayoría de los demás participantes eran residentes japoneses, con un aumento de casos entre este grupo consistente con un aumento de casos locales entre la población general.

Saito dijo que los datos muestran que la variante dominante AY.29 probablemente ingresó al país desde la cepa Delta original en mayo y solo era endémica en Japón.

“Eso significa que no hay evidencia de que los participantes en Tokio 2020 hayan propagado el virus al resto del mundo”, sugirió.

“Y ninguna epidemia que no sea AY.29 en Japón significa que las cepas de virus que fueron traídas por los participantes no se propagaron en Japón”.

 

Noticias
Noticias Federativas
Noticias Internacionales