Noticia

Comparte

17 junio, 2020

USTA y sus posibles eventos profesionales de tenis

ESPN, NUEVA YORK.- El US Open se llevará a cabo en Queen’s, Nueva York, y sin público del 31 de agosto al 13 de septiembre. Así lo confirmó el propio Andrew Cuomo, Gobernador de Nueva York e inmediatamente surgió el comunicado oficial del US Open, que esperaban con ese visto bueno para dar la noticia.

Ahora, los organizadores del torneo del Grand Slam comenzarán a trabajar a partir del 16 de agosto en Flushing Meadows, donde se va a disputar este año y tendrá cuadro de 128 tanto en hombres como mujeres y sin qualy (además de 32 parejas de dobles).

El plan de la USTA para montar el torneo incluye tribunas vacías; un número limitado de asistentes de los jugadores, hoteles asignados, mayor limpieza en las instalaciones del torneo, espacio adicional en vestuarios, toma de temperatura diaria y pruebas de diagnóstico ocasionales.

Además, ya se supo que el Abierto de Canadá se eliminará del calendario y Cincinnati, que normalmente se juega en Mason (Ohio), comenzaría una semana antes del Abierto (cuadros de 56 hombres y mujeres, quallies de 48), pero también en las pistas de Flushing Meadows para crear un entorno en cuarentena durante tres semanas.

El torneo de Cincinnati será el segundo que se dispute tras la suspensión de la competición, en el circuito profesional, desde el pasado marzo por causa de la pandemia del coronavirus, y servirá de prueba para el abierto estadounidense.

Tanto los hombres como las mujeres normalmente juegan en Cincinnati dos semanas antes, como última puesta a punto. Pero esta vez, el Winston Salem Open, evento ATP 250 que suele jugarse la semana anterior al US Open, también quedará eliminado.

Así, una semana después que concluya el Abierto de Estados Unidos comenzaría la acción en París.

A todo esto, jugadores como el español Rafael Nadal, campeón en 2019, y el serbio Novak Djokovic, entre otros, se han quejado de las reglas restrictivas sobre el entorno de burbujas en el torneo, con reducido séquito y obligados a quedarse en hoteles del área del aeropuerto de La Guardia y con la prohibición de visitar Manhattan.

Entonces, todavía existe la posibilidad de que el “Big 3” del tenis masculino se ausenten del Abierto ya que Roger Federer optó por someterse a otro procedimiento menor de rodilla y regresar recién en 2021.