Noticia

Comparte

20 junio, 2020

Zinedine Zidane niega señalamientos de Piqué y descarta ayudas arbitrales al Real Madrid

ESPN, MADRID.- Zinedine Zidane negó que el Real Madrid reciba ayudas arbitrales tras lo ocurrido en las dos primeras jornadas de liga y tras las insinuaciones de Gerard Piqué quien, tras el pinchazo del Barcelona en Sevilla, declaró que “visto lo que ha sucedido en las últimas jornadas, va a ser difícil que el Madrid pierda puntos”. El técnico blanco fue tajante al responder si los árbitros favorecen a su equipo: “No. Soy muy directo. No creo. Nada más”.

El Real Madrid prepara el partido contra la Real Sociedad envuelto en la polémica tras las palabras de Piqué. Según fuentes el club merengue no quiere responder a las insinuaciones del defensa catalán, y Zidane así lo confirmó.

“Que digan una cosa u otra… Tengo mi opinión pero no te voy a decir nada sobre Piqué porque puede pasar al revés. Yo solo pienso en el partido porque es lo que nos anima a nosotros, nada más”.

Preguntado por si él, como entrenador, recomienda a sus jugadores no hacer declaraciones como las de Piqué, el francés fue claro.

“No, no. Los jugadores son inteligentes. A veces se pueden equivocar, pero nunca le voy a decir a un jugador qué tiene que decir. Hay mucha gente en el club y no vamos a decir tonterías. Solo quiero pensar en el futbol: en descansar y en jugar el partido. Pero nunca le digo a un jugador si tiene que decir esto o lo otro”.

Zidane, ya centrado en el aspecto deportivo, destacó la presencia en la Real Sociedad de Martin Odegaard, que está cedido por dos temporadas en el equipo txuriurdin, aunque no quiso desvelar los planes que el Real Madrid tiene preparados para el noruego.

“Es nuestro jugador y es alguien de presente y de futuro. Es muy joven. No te voy a contar qué haremos con él. Hay que respetar porque este año juega para otro club y en un futuro veremos qué vamos a hacer con él. La Real Sociedad lo está aprovechando este año y veremos qué haremos con Martin”, declaró el entrenador madridista.

Tras el empate del Barcelona en Sevilla, el Real Madrid depende de sí mismo para recuperar el liderato. La distancia es de tres puntos y, en caso de victoria en San Sebastián, los blancos volverían a ser líderes. Sin embargo, Zinedine Zidane avisó que su equipo ha de seguir igual.

“No va a cambiar nada. Es el tercer partido. Hemos hablado de 11 finales y mañana es otro partido. Queremos salir a tope, darlo todo y sin pensar en otra cosa. Es el primer partido que vamos a jugar fuera, contra un rival muy bueno. Queremos hacerlo bien y somos conscientes de la dificultad del partido”.

El técnico francés dejó claro que quiere ir “paso a paso” con Marco Asensio tras el partido contra el Valencia y desveló un problema físico de Reinier que “se hizo daño en la pierna antes de ayer”, pero con quien están muy contentos por ser “un jugador de futuro”. El brasileño todavía tiene que pasar unas pruebas para tener un diagnóstico de su lesión.

Siguiendo con nombres propios, a Zidane no se le vio tan cómodo al hablar de Gareth Bale. El galés sigue sin ser titular y el distanciamiento con su entrenador va a más. El galo, cortante, se limitó a contestar que “sí, confío en Gareth como en todos”.

Para terminar, Zidane incidió en que su equipo, juegue quien juegue, no puede bajar la guardia ante la Real si quieren volver a lo más alto de la clasificación.

“Es un equipo que te puede meter en cualquier momento. Y sobre todo contra el Real Madrid. En cualquier momento te meten en dificultades. Tenemos que seguir en esta línea. Estamos bien, pero hay que insistir en que mañana es otra final”, finalizó el técnico del Real Madrid.