Noticia

Comparte

27 junio, 2020

Barcelona empata ante Celta y se deja dos puntos en lucha por La Liga

El Barcelona ha empatado este sábado en Balaídos ante el Celta de Vigo en un partido muy disputado (2-2). Los catalanes se han adelantado en dos ocasiones con dos tantos de Luis Suárez, ambos goles tras asistencia de Leo Messi.

Con el empate, los catalanes recuperan por un punto el liderato de LaLiga, a la espera de que mañana domingo el Real Madrid juegue a domicilio ante el Espanyol.

Si los blancos vencen, sacarán dos puntos de ventaja a los blaugranas, además del enfrentamiento particular, que ya tienen ganado.

El encuentro no llegaba para los de Quique Setién en su mejor momento: venían de derrotar al Athletic en el Camp Nou pero con un juego bastante pobre que ha levantado dudas sobre el equipo, y tras empatar hace casi una semana en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla.

Además, tenían las bajas de Sergio Busquets y De Jong. Setién apostó de inicio por Ansu Fati y Riqui Puig, con Griezmann y Arthur partiendo desde el banquillo.

Los gallegos lograron empatar el partido al inicio de la segunda mitad con un gol de Smolov y lo volvieron a hacer en la recta final del encuentro con un golazo de falta de Iago Aspas.

En el tiempo de descuento, Nolito falló un gol cantado que hubiera dado al Celta su tercera victoria consecutiva.

ATHLETIC BILBAO 3, MALLORCA 1

El Athletic Club se acercó a unas posiciones europeas que le quedan provisionalmente a dos puntos con una victoria por 3-1 en San Mamés sobre un RCD Mallorca al que esta derrota le mantiene enormemente alejado, a un mínimo de seis puntos, de las opciones de permanencia.

Pareció finiquitar el choque el conjunto de Gaizka Garitano en el primer cuarto de encuentro, con sendos tantos de Raúl García, de penalti, y el joven Oihan Sancet. Pero reaccionaron los de Vicente Moreno, en la segunda mitad gracias a otro penal, transformado por el croata Ante Budimir, y el ‘Búfalo’ Asier Villalibre cerró el marcador ya llegando al descuento. No tuvo opción de jugar, en esta ocasión, el mexicano-argentino Luka Romero, que el pasado miércoles, en Madrid, batió el récord de precocidad de la historia del campeonato español.

Raúl sumó su séptimo penalti marcado de la temporada y su undécimo tanto; Sancet se estrenó como goleador en Primera; Budimir aumenta a diez sus dianas de este curso:; y Villalibre aprovechó una de las ocasiones que siempre tiene para anotar su tercer tanto de lo que de liga.

Tres centrales en el Mallorca, con Pozo y Lago Júnior de carrileros, y Raúl García en la punta del ataque del Athletic, aunque cambiándose mucho con Williams, fueron los aspectos tácticos más reseñables, junto con la presencia del joven Sancer en el once rojiblanco.

Y todas ellas tuvieron rápidas consecuencias en el marcador de un partido dominado en su primera mitad por Unai López, que testó a Reina con sendos disparos lejanos que le salieron muy centrados.

Antes había avisado Williams con un par de carreras por la banda derecha y, en el otro lado del campo, Lago y Dani Rodríguez con un par de disparos sin más éxito que el córner obtenido tras un lanzamiento que se envenenó después de tocar en Yeray.

Se llegaba al cuarto de hora cuando Raúl García cayó en el área al ir a buscar un centro de Muniain desde la izquierda. Le derribó Lago Júnior, que no pareció verle llegar y Gonzálesz Fuertes, aunque tardó señaló falta máxima sin necesidad de recurrir al VAR. El propio Raúl marcó su séptimo penalti de la temporada para un total de once goles anotados.

Acusó el golpe un Mallorca aseado pero sin filo en ninguna de las dos áreas. Porque en la suya permitió rematar a Sancet, sin que nadie le encimase, un perfecto centro de Unai López que acabó en el 2-0. Buen disparo ajustado al palo de la joven ‘perla’ navarra para lograr su primer gol en Primera División.

Se frenó el choque hasta la media hora, en la que Dani Rodríguez volvió a encontrarse con Yeray en otro disparo a puerta que rozó el palo y acabó en córner.

Ya en los últimos instantes previos al descanso, ni Cucho, tras recibir de Salva Sevilla, ni el propio jugador almeriense, fueron capaces de aprovechar un par de goles francos que tuvieron cerca del vértice del área.

Comenzó parecida de ritmo la segunda mitad, aún con el Mallorca ya en 1-4-4-4. Aunque las primeras ocasiones fueron de del Athletic dos de Sancet, que en la primera se encontró con el bloqueo de un central visitante y en la segunda a punto estuvo de aprovechar un exceso de confianza de Valjent, que solventó Reina.

Un disparo flojo de Lago y un rebote tras córner en el área local no acababan de cambiar la cara al choque, pero llegó el segundo penalti del partido, tan ingenuo como el primero, y el encuentro recobró vida.

Yuri derribó a Trajkovski sin necesidad y Budimir emuló a Raúl desde los once metros.