Noticia

Comparte

18 marzo, 2021

Exigen a la FIFA sancione a Ucrania por poner a estadio nombre de un nazi

La ciudad ucraniana de Ternópil ha puesto a su estadio el nombre de Roman Shukhevych, un político y militar que colaboró con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y que fue responsable de una masacre en la que perdieron la vida 80 mil personas.

Diferentes instituciones han solicitado a la FIFA y a su presidente, Gianni Infantino, que se tomen medidas y que se prohíba la disputa de partidos en este campo hasta que sea rebautizado.

Shukhevych fue jefe del Ejército Insurgente Ucraniano (UPA), una organización clandestina que luchó junto a la Alemania nazi en Polonia y en la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial y cuyo líder político era Stepan Bandera. Tras la guerra, continuó luchando por la independencia de Ucrania de la URSS y murió en combate en 1950.

El expresidente Viktor Yushchenko lo nombró Héroe de Ucrania en 2007 y, aunque posteriormente le fue retirado el título, sigue siendo venerado por los sectores de ultraderecha y más nacionalistas del país. De ahí que ahora la ciudad de Ternópil le haya puesto su nombre al estadio.

A raíz de ello, el Centro Simon Wiesenthal (SWC), una institución dedicada a documentar las víctimas del holocausto y que lleva registros de los criminales de guerra nazis, le escribió una carta a Gianni Infantino exigiendo que tome medidas contra Ucrania.

“Solicitamos que realicen los esfuerzos necesarios para el cambio de nombre de su estadio en honor al colaborador nazi Roman Shukhevych, capitán del SS Schutzmannschaft 201 y participante activo en el asesinato en masa de judíos y polacos en la Segunda Guerra Mundial, muchos en la misma ciudad de Ternópil”, dice la misiva que está firmada por Efraim Zuroff (en la imagen), director de Europa del Este del SWC.

La principal controversia que rodea la vida de Shukhevych, también conocido por su seudónimo Taras Chuprynka, fue que ordenó la Masacre de Volinia (región al oeste de Ucrania entonces perteneciente a Polonia) en la que se cree que perdieron la vida más de 80.000 polacos. Aquella tragedia tuvo lugar entre 1943 y 1944. En la imagen, un monumento en Gdansk (Polonia) en honor a las víctimas.

Para Zuroff, es “totalmente comprensible” que Ternópil busque “honrar a quienes lucharon contra el comunismo soviético”, pero no a quienes están detrás del “asesinato en masa de ciudadanos inocentes”.

El director de Relaciones Internacionales del SWC, Shimon Samuels (en la fotografía), también se ha pronunciado sobre el asunto y ha pedido al presidente de la FIFA que se trate esta cuestión en el Congreso que se celebrará en mayo. “Esperamos que la Asociación Ucraniana de Fútbol se niegue a que se celebren partidos en el estadio hasta que se le cambie el nombre”, ha declarado.

Joel Lion, embajador de Israel en Ucrania, cargó contra la ciudad de Ternópil en las redes sociales. “Condenamos enérgicamente la decisión del Ayuntamiento de Ternopil de nombrar el Estadio de la Ciudad en honor a Roman Shukhevych, infame capitán del SS Schutzmannschaft 201 y exigimos la cancelación inmediata de esta decisión”, escribió en Twitter.

Por su parte, el embajador polaco en Ucrania, Bartosz Cichocki (en la fotografía), canceló una visita a Ternópil como protesta. Ni la FIFA ni su presidente se han pronunciado aún sobre la polémica.