Noticia

Comparte

21 enero, 2021

Francia sufre, Noruega sobrevive y Egipto convence en balonmano

Madrid. (EFE). La selección de Francia dio un nuevo paso hacia los cuartos de final del Mundial de Balonmano de Egipto al imponerse este miércoles, no sin sufrimiento, por 29-26 a Argelia, en una jornada en la que Noruega sobrevivió a la catástrofe con el agónico triunfo (28-29) que sumó ante Portugal.

De hecho, sólo la madera, que repelió el lanzamiento final de Rui Silva, evitó el empate del conjunto luso, que hubiera dejado a Noruega, finalista en las dos últimas ediciones a expensas de fallos de terceros para poder acceder a los cuartos de final.

Y es que Portugal volvió a dar muestras del crecimiento exponencial que ha vivido en los últimos años y que ya convirtió a los de Paulo Pereira en la gran revelación del pasado Europeo, en el que apearon de la segunda fase a la todopoderosa Francia.

Un crecimiento basado en el talento que destila un joven equipo, que este miércoles tuvo, sin embargo, su principal referencia en el veteranísimo portero Humberto Gomes, de 43 años, al que apenas le bastaron poco más de diez minutos sobre la pista para poner contra las cuerdas a Noruega.

Gomes, que cerró el choque con un 60 por ciento de paradas, colapsó por completo el juego ofensivo del conjunto nórdico, que poco a poco vio decrecer hasta quedar en nada los hasta cuatro tantos de ventaja (17-21) con los que llegó a contar en el arranque de la segunda mitad.

Una espectacular remontada que sólo se vio truncada por las dos exclusiones que sufrió en los seis minutos finales el equipo portugués, que pese a todo se las ingenió para llegar a los últimos segundos de partido con el balón en posesión para empatar.

Pero el ataque con siete hombres que tan bien le había funcionado a los de Paulo Pereira en el tramo final del choque, no surtió efecto, obligando a Rui Silva a un forzado lanzamiento que se estrelló en la madera.

Ese error permitió a Noruega sumar un triunfo (28-29) que no sólo permite a los de Christian Berge superar a Portugal en la clasificación, sino depender de sí mismos para acceder a los cuartos de final.