Noticia

Comparte

29 septiembre, 2020

José Vásquez, un judoca de récord en los Juegos Centroamericanos

SANTO DOMINGO. Tras 17 años como miembro del seleccionado superior de judo, José Eugenio Vásquez (El Toro) logró apoderarse del récord de más medallas para un atleta de su disciplina en Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Su última participación en una cita regional aconteció en Veracruz, México, en el 2014.

Según las memorias hasta los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, del 2014, Vásquez ostenta el récord de más medallas ganadas en este tipo de evento con un total de seis (un oro, una plata y cuatro de bronce).

Su fortaleza física era la carta de triunfo de Vásquez, quien atribuyó a sus cualidades a la tarea de cargar sacos de arroz, junto a su padre, en su natal San Francisco de Macorís.

El atleta ya retirado se inició en el judo en 1991 por accidente. Vásquez acudió a una competencia universitaria en la disciplina de taekwondo, su deporte original, pero al no haber contrincante en su peso, fue convencido de que compitiera en judo, recibiendo las instrucciones de lo que tenía que hacer. El resultado fue la medalla de oro y el nacimiento del judoca.

El hoy entrenador de judo también hizo atletismo escolar, donde fue campeón en la modalidad de lanzamiento de bala; jugó baloncesto y estuvo en béisbol en la Liga Campesina.

Vásquez ganó su primera presea de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Maracaibo, Venezuela, en el 1998.

“Es aquí donde comienzo a codearme con los atletas de élite de judo del país y de otras naciones”, comentó Vásquez al participar en el conversatorio “Trayectoria Deportiva de Atletas Olímpicos y Medallistas en Juegos Centroamericanos y del Caribe” que celebró la Federación Dominicana de Judo (Fedojudo) a través de la plataforma virtual Zoom.

“El Toro” reveló que en el año 1997 es cuando ya comienza tomar madurez como deportista y donde su nombre se escucha tras la medalla de oro ganada en los Juegos Nacionales.

“En el 96 vi la disciplina y sentido a lo que haces. Encontré un deporte que se parecía a mi forma de vida”, manifestó.

En los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá, en 1999, ocupó el séptimo lugar, mientras que en Santo Domingo 2003 logró el quinto peldaño.

Tras esos dos tropiezos, donde tenía la creencia que podía alzarse con alguna presea, Vásquez confiesa que se sintió frustrado, y creyó que en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, las cosas serían distintas, pero se lesionó y fue eliminado en la primera ronda.

Al perder su clasificación a los Juegos Olímpicos de Beijing, 2008, y en el 2012 ya comienza a visualizar su interés de convertirse en entrenador.

“Tras los Juegos Centroamericanos de Veracruz, donde gané bronce por equipo, me di cuenta que ya estaba ocupando el lugar de otro joven, y entonces decidí que ya era todo”, indicó el ex atleta.

Vásquez dijo que cuando asumió el papel de entrenador vio la capacitación y la cualidad de motivar para que el atleta siga hacia adelante y ponga interés en sus propósitos.