Noticia

Comparte

7 noviembre, 2019

Juventus clasifica a octavos de final; Real Madrid golea al Galatasaray

Gracias a un gol de Douglas Costa, Juventus clasifica a octavos de final

Las cuentas para la Juventus estaban claras: si ganaba al Lokomotiv de Moscú sería el primer equipo en estar en los octavos de final, al mismo tiempo que lo hacía el Bayerny lo logró, con más esfuerzo del pensado inicialmente y, probablemente, sin merecerlo.

Esta victoria, además, permite al Atlético soñar con la clasificación: si gana al Leverkusen también estará en octavos.

Sarri siguió con su política de rotaciones y, en esta ocasión, fue el turno de estar en el banquillo para Dybala y Matuidi. Craso error. El argentino era uno de los futbolistas más en forma de la Vecchia Signora y el mediocentro francés se antoja imprescindible en la sala de máquinas. Sin ellos sobre el verde, la Juventus pareció carecer de ideas en la creación de fútbol y no llegó a trenzar jugadas de peligro sobre la meta de Guilherme.

Fue, precisamente, el portero brasileño nacionalizado ruso el mejor amigo de los de Sarri. Cristiano Ronaldo lanzó a portería una falta directa y el meta fue incapaz de retener el balón, colándose entre las piernas. Cuando ya iba a entrar, Ramsey acabó de empujar el balón a la red y la UEFA decidió dar el tanto al galés, al considerar que lo tocó antes de haber superado por completo la línea de gol. Era el minuto 3 de partido y todo parecía controlado.

Sin embargo, en el 12′, Miranchuk remató de cabeza un buen centro de Joao Mario desde banda izquierda. Su cabezazo golpeó en el poste, con ta buena suerte que el rechazo le cayó a sus pies y anotó a portería vacía. Fue el empate y, probablemente, hizo justicia a lo que se vio sobre el terreno de juego.

Sarri movió el partido viendo el juego espeso de su equipo en su centro del campo y dio entrada a Bentancur, Douglas Costa y, finalmente, a Dybala, que sustituyó sorpresivamente a Cristiano Ronaldo, que mostró su enfado a Sarri en el área técnica.

Hasta el tanto final de Douglas Costa en el 93′, la mejor ocasión de la segunda mitad fue para el Lokomotiv de Moscú, gracias a un duro disparo desde lejos de Joao Mario que fue repelido bajo palos por Bonucci, cuando el balón ya entraba en la meta de Szczesny.

Esa salvación de Bonucci permitió que Douglas Costa acabara dando la victoria visitante con un tanto en el 93′ desde dentro del área rusa. Sin merecerlo, pero la Vecchia Signora ya es equipo de octavos.

Sarri siguió con su política de rotaciones y, en esta ocasión, fue el turno de estar en el banquillo para Dybala y Matuidi. Craso error. El argentino era uno de los futbolistas más en forma de la Vecchia Signora y el mediocentro francés se antoja imprescindible en la sala de máquinas. Sin ellos sobre el verde, la Juventus pareció carecer de ideas en la creación de fútbol y no llegó a trenzar jugadas de peligro sobre la meta de Guilherme.

Fue, precisamente, el portero brasileño nacionalizado ruso el mejor amigo de los de Sarri. Cristiano Ronaldo lanzó a portería una falta directa y el meta fue incapaz de retener el balón, colándose entre las piernas. Cuando ya iba a entrar, Ramsey acabó de empujar el balón a la red y la UEFA decidió dar el tanto al galés, al considerar que lo tocó antes de haber superado por completo la línea de gol. Era el minuto 3 de partido y todo parecía controlado.

Sin embargo, en el 12′, Miranchuk remató de cabeza un buen centro de Joao Mario desde banda izquierda. Su cabezazo golpeó en el poste, con ta buena suerte que el rechazo le cayó a sus pies y anotó a portería vacía. Fue el empate y, probablemente, hizo justicia a lo que se vio sobre el terreno de juego.

Cristiano, sustituido en el 83′

Sarri movió el partido viendo el juego espeso de su equipo en su centro del campo y dio entrada a Bentancur, Douglas Costa y, finalmente, a Dybala, que sustituyó sorpresivamente a Cristiano Ronaldo, que mostró su enfado a Sarri en el área técnica.

Hasta el tanto final de Douglas Costa en el 93′, la mejor ocasión de la segunda mitad fue para el Lokomotiv de Moscú, gracias a un duro disparo desde lejos de Joao Mario que fue repelido bajo palos por Bonucci, cuando el balón ya entraba en la meta de Szczesny.

Esa salvación de Bonucci permitió que Douglas Costa acabara dando la victoria visitante con un tanto en el 93′ desde dentro del área rusa. Sin merecerlo, pero la Vecchia Signora ya es equipo de octavos.

———

Real Madrid golea

Uno de los problemas que está teniendo el Real Madrid en este inicio de temporada es la falta de puntería, que pareció recuperar el pasado fin de semana contra el Leganés (5-0), pero que perdió rápido contra el Betis (0-0). Este miércoles, en el tercer partido seguido en casa, goleó de nuevo (6-0) volviendo a dejar atrás los fantasmas al son de Rodrygo Goes.

El francés Zinedine Zidane lleva toda la temporada respondiendo a la pregunta de si al equipo le falta un delantero que asegura goles, negándolo en cada ocasión como en la previa del partido frente al Galatasaray y quedándose con la parte positiva de que el equipo generaba ocasiones, como demuestran los datos.

El Real Madrid promediaba hasta el encuentro contra el conjunto turco 21 tiros por choque, pero solo había convertido tres goles en tres encuentros. En Liga, el equipo de la capital de España es el conjunto que más dispara en cada duelo con 17,5 tiros, viendo puerta en 21 ocasiones.

El debate sobre la falta de gol ha estado presente desde la pasada campaña, propiciado por la marcha del portugués Cristiano Ronaldo, que en su última temporada con el conjunto blanco promedió un gol por encuentro, a pesar del paso adelante del francés Karim Benzema.

El delantero galo es la referencia ofensiva del Real Madrid y ya suma 9 goles esta temporada, tras estrenarse en ‘Champions’ con un doblete frente al Galatasaray. Pero la mejor noticia para Benzema este miércoles fue el destape como goleador de Rodrygo.

El brasileño hizo un doblete en tan solo 6 minutos. El primer gol, con un gran recorte dentro del área y ajustando el balón al segundo palo del uruguayo Fernando Muslera y el segundo, colándose entre centrales para rematar de cabeza un centro medido de su compatriota Marcelo.

Rodrygo completó su noche mágica en ‘Champions’ anotando su tercer tanto al límite del tiempo añadido en la segunda mitad. El exjugdor del Santos se estrenó en Liga de Campeones con tan solo 18 años y 301 días y suma ya seis goles esta temporada. Es el segundo máximo goleador del Real Madrid en lo que llevamos de campaña.

El atacante está aprovechando la baja por lesión del galés Gareth Bale y el mal estado de forma del brasileño Vinicius Junior para hacerse dueño y señor de la banda derecha del Real Madrid.

Un estado de forma de cara a portería que los de Zidane buscarán mantener en liga el próximo sábado frente al Eibar para seguir peleando por el primer puesto, ya que están empatados a puntos en la cabeza de la clasificación con el Barcelona, ambos con un partido menos, pero por detrás por la diferencia de goles.

———
Lewandowski tira el muro de Olympiacos y mete al nuevo Bayern de Flick en octavos

El Bayern escapa de su crisis alemana en la Champions. Cuando se pone el traje continental, los resultados refuerzan al conjunto bávaro olvidando la cuarta plaza en la Bundesliga que se ha llevado por delante a Niko Kovac. No enamoran… pero ganan. Y en medio de la tormenta, con el interino Hans-Dieter Flick ocupando un banquillo para el que suenan Wenger, Klose, Allegri… el gigante teutón venció (2-0) sin holgura a Olympiacos clasificándose para los octavos de esta Liga de Campeones. Un brote verde en el desierto. Una victoria tras el 5-1 de Fráncfort, en medio de un Allianz plagado de silbidos, en el que Robert Lewandowski fue de nuevo clave.

El punta polaco colecciona rachas en este inicio de temporada. Ha marcado en cada una de las 10 jornadas de la Bundesliga (es el ‘pichichi’ de la Bundesliga y el máximo realizador de las grandes Ligas con 14 goles)… y en los cuatro actos de la Champions. Suma 21 goles en 17 partidos, anotando en 15 de ellos.Sólo los siete tantos de Haaland (RB Leipzig) mejoran sus seis goles en esta Liga de Campeones. El noruego, Depay (Lyon) y ‘Lewy’ son los únicos que han anotado en cada una de las cuatro jornadas de esta máxima competición continental.

Lewandowski superó en la segunda parte las defensas de José Sá. El portero portugués fue un frontón sobre el que rebotó cada ocasión alemana. Frenó a Coman, Müller, que cumplía 500 partidos con el Bayern, Gnabry… y cuando no podía, el palo, como en el cabezazo de Pavard, le salvaba. El goleador polaco derribó su muro en el 69′ con su gol 31 en fase de grupos desde que llegó al Allianz en la 2014-15. En ese periodo, nadie le supera en esta ronda. Ni siquiera Messi, que también acumula 31. Lleva ocho encuentros consecutivos marcando en los grupos… pero acumula siete sin hacerlo en una eliminatoria. Es el debe de un ‘kíller’ insaciable, del cuarto máximo realizador histórico de la Champions (59 goles). Un delantero de altura que sujeta a todo el Bayern.

Perisic, que fue suplente como Coutinho, finiquitó un triunfo con el que el Bayern se quita prejuicios y dudas antes del ‘Klassiker’ ante el Borussia Dortmund el fin de semana. Mientras esperan al sexto entrenador desde la salida de Pep Guardiola en 2016, el nuevo equipo de Flick amarró los octavos por decimosegunda temporada seguida. Su pleno (4/4) les da el pase. Ya llueve menos. La Champions, como su 2-7 en Londres al Tottenham, es otra historia para el conjunto de Múnich. Un caramelo en medio de la amargura liguera.

———-

Totteham gana 0 – 4 al Estrella Roja

El Pequeño Maracaná se había convertido en una trampa para los ‘grandes’ de Europa. La campaña pasada, el Nápoles no pasó del empate (0-0) y el campeón Liverpool cayó (2-0) en el Rajko Mitic. Las visitas a Belgrado son complicadas… pero el Tottenham la superó sin apenas contratiempos. Los ‘spurs’, undécimos en la Premier tras cuatro jornadas sin cantar victoria, golearon (0-4) al campeón serbio con holgura acercándose a los octavos. Se escapan cuatro puntos del Estrella Roja tras un encuentro lleno de ‘palos’ en el que Son fue protagonista.

Gazzaniga hizo un ‘milagro’ en un mano a mano con Pavkov antes de las carambolas. El 0-1 fue surrealista. Kane mandó el balón al palo, a Son le sacaron un remate bajo palos y estrelló otro en el larguero antes de que Lo Celso hiciera el 0-1. Todo en la misma jugada. El primer tanto ‘spur’ del ex del Betis no evitó los sustos al Tottenham. El Estrella Roja rozó el empate… con más madera. Van la Parra disparó al palo y el rechace lo envió Davinson Sánchez en el travesaño. El colombiano estuvo cerca de inventarse un gol en propia puerta.

La segunda mitad se anticipaba ajustada… pero Son distanció a los ‘spurs’. El coreano hizo dos goles en cuatro minutos. El primero, a pase de Alli, se lo dedicó a André Gomes. Pidió perdón después de la jugada desgraciada ante el Everton en la que una entrada suya hizo que el portugués se chocara con Aurier rompiéndose el tobillo. Una lesión escalofriante que hizo que Son llorara en el césped de Goodison Park antes de ser expulsado. El surcoreano

En la vuelta de Kane, que no había disputado el último partido de los de Pochettino por un virus, el Tottenham respiró. Eriksen hizo el cuarto cerrando una goleada en la que Son fue el gran protagonista. Anotó su quinto gol en cuatro partidos de Champions y el subcampeón ya ve de cerca los octavos. Le han hecho nueve tantos al Estrella Roja en dos partidos. Dos goleadas balsámicas, reparadoras. El 2-7 ante el Bayern ya es historia.
Temas relacionados

 

 

 

Noticias más leídas