Noticia

Comparte

9 octubre, 2020

Lanzadores dominicanos complementan futuro de los Marlins de Miami

La impresionante campaña de los Marlins llegó a un agridulce final el jueves tras su derrota por 7-0 ante los Bravos en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Nacional en el Minute Maid Park. Pero lo se ve en el panorama podría ser más emocionante que su primera postemporada desde el 2003.

La organización piensa que ha sembrado la semilla de una cultura ganadora en Miami, con una mezcla de veteranos y un movimiento de juventud listo para tomar las riendas. Donde es más evidente es en su rotación abridora.

Los dominicanos Sandy Alcántara y Sixto Sánchez, junto al venezolano Pablo López, fueron los abridores de los Peces en la Serie Divisional y dicho trío representa la parte alta de la rotación para el 2021. ¿Su misión ahora? Destronar a los Bravos — que se medirán con los Dodgers en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional — como los campeones de la División Este de la Liga Nacional.

“Cuando llegué a los Entrenamientos de Primavera, pensé que este equipo era muy joven”, declaró el relevista Brandon Kintzler. “Creo que estos muchachos estuvieron más hambrientos. Maduraron rápidamente. Lo que necesitan para dar el próximo paso es simplemente seguir mejorando. La experiencia es algo que te ayuda a mejorar aquí. La oportunidad hasta ahora está surgiendo. Espero que la aprovechen”.

Alcántara concedió cinco carreras en seis episodios del Juego 1 el martes, pero durante su presentación demostró la calma de un abridor que encabeza una rotación. López fue estelar en el Juego 2, permitiendo dos carreras con apenas dos jonrones solitarios en cinco capítulos. El derecho de 24 años ha sido otro punto brillante en la organización este año, y el miércoles demostró que las grandes luces de los playoffs no lo intimidaron.

Sánchez, el novato sensación, dio muestras de lo que es capaz en el Juego 3. Atlanta castigó al lanzallamas de 22 años con cuatro bambinazos en el tercer episodio, pero en el transcurso de la breve campaña, el quisqueyano demostró por qué los Marlins se sienten tan entusiasmados.

“Me di cuenta de que puedo ayudar al equipo”, expresó Sánchez. “Ésa fue una de las cosas que noté en mis dos salidas de postemporada. Sé que tengo las herramientas para seguir ayudando al equipo en el futuro”.

Sánchez realizó cinco pitcheos, cada una para strike, en la primera entrada para retirar la parte alta de la alineación de los Bravos. En el segundo capítulo, llenó las bases con un sencillo y dos pasaportes antes de abanicar a Adam Duvall con una recta de 100 millas por hora para conseguir el primer out. Corey Dickerson ayudó a Sánchez con una atrapada en la pradera izquierda para el segundo out, manteniendo a Travis d’Arnaud de los Bravos en la tercera base. Sánchez logró que Austin Riley pegara una rodada para lograr el out en la segunda base y salir de apuros.

Trevor Rogers, quien tiene una oportunidad de ganarse un puesto en la rotación en el 2021, saboreó la postemporada cuando relevó a Sánchez en el cuarto inning y permitió tres carreras (dos merecidas) en 1.2 capítulo. Ambos recibieron experiencia valiosa y también demostraron lo que deben mejorar para el próximo año. Todo esto sin haber visto nada de acción por encima de Doble-A antes de esta campaña.

“Ambos subieron para brindarnos excelentes juegos”, señaló el dirigente de los Marlins, Don Mattingly. “Ambos demostraron cuáles aspectos deben mejorar. Entonces, el proceso de ambos será seguir mejorando — sus rutinas de entrenamiento, todo lo que deben hacer como abridores.

“Con Sandy y Pablo hemos visto el desarrollo que han hecho. Pienso que Sixto y Rogers todavía son jóvenes y deben dar más pasos hacia adelante. Sandy y Pablo continuarán avanzando, pero esos muchachos todavía están en otro nivel por encima de los otros. Sixto y esos otros muchachos deberán dar más pasos adelante para mejorar.

El infielder venezolano Miguel Rojas, veterano y pieza clave en los Marlins del 2020, recordó los días cuando se recuperaba de COVID-19 y estuvo en las instalaciones de los Peces en Júpiter, Florida para agotar algunos turnos contra lanzadores como Sánchez y Rogers, quienes en ese entonces estaban en el grupo rotativo.

El jueves, Rojas estuvo en el cuadro interior detrás de ambos en la SDLN. Ésa fue la confirmación que necesitaba para saber que el futuro es brillante.

“Fue un momento bastante especial y esa experiencia que ambos consiguieron este año será importante para esta organización”, declaró Rojas. “Ahora depende de ellos en la temporada muerta. Trabajar y llegar a los Entrenamientos de Primavera mejores de lo que ya eran”.