Noticia

Comparte

15 agosto, 2020

Villalona cree sobrevivió a la presión construcción obras Panam 2003

JORGE LUIS TORRES, SANTO DOMINGO.- El ingeniero Rafael Villalona, gerente financiero del consorcio a cargo de las  obras de los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003, describió como difícil la presión que se vivió en el proceso de construcción de las edificaciones para la cita multideportiva.

A juicio del profesional de la construcción, los Juegos Panamericanos, celebrados en el país del 1 al 17 de agosto del 2003, generaron muchas expectativas en torno a la terminación de los distintos escenarios de competición.

El ingeniero Villalona manifestó que diferentes sectores de la sociedad, entre ellos: Periodistas, dirigentes deportivos y el mismo comité organizador, entre otros, abordaban con insistencia a la unidad constructora de las obras para que fueran entregadas a tiempo.

“La presión que se vivía en el Centro Olímpico nos motivaba hasta amanecer trabajando, pero al final nos llenó de orgullo porque esa es la responsabilidad del deber cumplido”, adujo el ingeniero Villalona.

Villalona describió uno de los momentos más incómodos que pasó dentro de los preparativos de los Juegos Panamericanos.

“Recuerdo una ocasión, a las 3:00 de la mañana. Estaba trabajando bajo lluvia, y el señor Luis Mejía, junto a Miguel Vargas me llamaron. Entendía que me iban a felicitar por estar en labor a esa hora, pero, Vargas me pidió que le agregue un muro divisorio entre la marginal y el parqueo del Parque del Este, y dijo que lo quería en dos días”, contó.

Bajo la responsabilidad del ingeniero Villalona estaban a cargo los remozamientos de los Pabellones de Voleibol, Gimnasia, Boxeo y Pesas; remodelación del Estadio Olímpico Juan Pablo Duarte, la reconstrucción del Velódromo, adecuación de las luces y pizarras electrónicas. Además, de la rehabilitación de las áreas exteriores.

Panamericanos 2003, la clave para el deporte dominicano 

Rafael Villalona, quien actualmente es miembro del comité ejecutivo del Comité Olímpico Dominicano, definió los Panamericanos del 2003 como la clave para el despegue deporte en la República Dominicana.

Villalona explicó que en años anteriores a los Juegos, el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte no contaba con las especificaciones que exigía la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) (hoy Panam Sports).

“Santo Domingo 2003 es la satisfacción del deber cumplido. Esos Juegos Panamericanos fueron la clave para el deporte dominicano en todos sus términos, tanto para el despegue de los atletas, así como el desarrollo de las obras”, dijo Villalona en el conversatorio que se realiza a través de Colimdo “Celebrando los 17 años de Santo Domingo 2003”.

Las reconstrucciones de las obras entregadas a la unidad, precedida por el ingeniero Villalona, fueron aprobadas por la Secretaria de Estado del Deportes y Recreación (SEDEFIR. Hoy Ministerio de Deportes y Recreación), tras un contrato valorado en 15,877,406.75 dólares.

Partidario a que se celebren otros Juegos en el país  

Con la experiencia de esos Juegos y el gran salto que ha dado el deporte en la República Dominicana, Villalona entiende que en el país se deberían de celebrar otros Juegos alta envergadura.

Según el expresidente de la Federación Dominicana de Golf, la vibra que se vivió en los Panamericanos del 2003 da suficientes razones para que los atletas brillen en su tierra.

“Hemos conseguido muchas medallas en diferentes Juegos Panamericanos, principalmente en Lima, que retornamos al noveno puesto en el medallero. Deberíamos de ser sede de otros Juegos, el país se lo merece”, expuso Villalona.

La República Dominicana solicitó en enero de este año la sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2026.