Noticia

Comparte

17 enero, 2019

Andy Murray: “Me gustaría que mis hijas vinieran a verme jugar un partido de tenis”

Andy Murray ha revelado la parte más devastadora de su retiro anticipado.

Tras quedarse a punto de lograr una de las remontadas más valientes de su carrera, Murray se enfrenta a una difícil decisión: someterse a la cirugía por su lesión crónica de cadera o enfrentarse a un partido de despedida en su querido Wimbledon.

El cinco veces finalista del Abierto de Australia probablemente haya jugado su último partido en Melbourne Park, y quizá para siempre, luego de caer 6-4 6-4 6-7 (7-5) 6-7 (7-4) 6-2 ante el 22º Roberto Bautista Agut, el lunes.

El dilema del jugador de 31 años comenzó en su conferencia de prensa tras el partido.

“Si sigo adelante con la cirugía y no me recupero bien, no volveré a jugar”, dijo a los periodistas.

“Soy consciente de ello. Esa es la decisión que tengo que tomar”.

Luego llegó la desgarradora revelación sobre el hecho de que sabe que su retiro anticipado probablemente impedirá que sus pequeñas hijas lo vean jugar a nivel profesional.

“Me gustaría que mis hijas vinieran a verme jugar un partido de tenis, espero que entiendan lo que sucede antes de que todo termine”, dijo.

“Pero soy consciente de que eso probablemente no suceda y me entristece”.

“Pero ante una cirugía como esa, no existe ninguna garantía de que pueda volver a jugar”.

“Esa es la decisión que tengo que tomar. Sin duda, mejorará mi calidad de vida, tendré menos dolor al hacer actividades normales como caminar y ponerme los zapatos”.

Murray dijo que dio todo en la cancha tras casi lograr una victoria memorable remontando dos sets.

Tras el partido, se puso en la gran pantalla un vídeo en el que otras estrellas como Roger Federer y Novak Djokovic le hacen un homenaje al tres veces ganador.

“Si fue mi último partido, fue una manera brillante de terminar”, dijo Murray.

“Di todo en la cancha, literalmente, luché lo mejor que pude. Estaría bien si fuese mi último partido”.

Noticias más leídas