Agregue un detalle en la categoría correspondiente a esta sesión

Comparte, es grátis.

JACKIE ROBINSON ROMPE BARRERA RACIAL EN BÉISBOL

El 10 de abril de 1947, Branch Rickey, manager general de los Dodgers, anunció que había comprado el contrato de Jackie Robinson, preparando el escenario para que Robinson rompiera la barrera racial de la Liga Mayor de Béisbol.

Durante más de 50 años, comenzando en 1890, los dueños de las mejores ligas profesionales de béisbol tenían un “acuerdo de caballeros” de excluir a los jugadores de color de la cancha. El manager general de los Brooklyn Dodgers Branch Rickey, motivado tanto por la idea de igualdad racial como por el deseo de ganar juegos, quiso romper este acuerdo y añadir un jugador de color a su equipo.
En lo que llamó su “gran experimento,” Rickey buscó un jugador de color con gran talento y personalidad. “Quería a un hombre de inteligencia excepcional, un hombre que fuera capaz de comprender y controlar sus responsabilidades para con su raza y pudiera cargar con ese peso,” explicó en un discurso de 1956.
Rickey encontró al hombre perfecto en Jackie Robinson, un atleta estrella de UCLA que jugó la temporada de 1945 con los Kansas City Monarchs de la Liga Negra. Robinson tenía una historia de desafiante racismo; como teniente en el Ejército de los Estados Unidos, fue puesto a juicio por negarse a sentarse en la sección segregada de color en un bus militar.
Robinson jugó la temporada de 1946 con los Montreal Royals en la Liga Internacional, rompiendo la barrera de color profesional. “Esto es en cierta forma otro Día de Emancipación para la raza negra,” dijo Baz O’Meara del Montreal Daily Star.
La primavera siguiente, el 10 de abril de 1947, su contrato fue comprado por los Dodgers. “Jackie Robinson, de 28 años, se convirtió hoy en el primer jugador de color en ser aceptado a un equipo de béisbol de la liga mayor en los tiempos modernos,” escribió el New York Times.
Robinson hizo su debut en la liga mayor el 15 de abril. Durante la temporada debió enfrentar abuso racial por parte de otros jugadores y fanáticos, pero siguió las órdenes de Rickey de ignorarlos.
Robinson jugó durante 10 años con los Dodgers, ganando el Premio MVP de la Liga Nacional y ayudando a los Dodgers a llegar a la Serie Mundial de 1955. Robinson fue incluido en el Salón de la Fama del Béisbol en 1962, su primer año de elegibilidad.
Luego de su retirada del béisbol, Robinson se involucró en los negocios, la política y las causas sociales. Su salud no era buena, sin embargo, sufriendo un ataque cardiaco en 1968 y quedando casi ciego a causa de la diabetes. El 24 de octubre de 1972, tuvo su segundo ataque en su hogar de Stamford, Conn., y murió a los 53 años.

Robinson no fue el primer jugador de color en jugar junto a profesionales blancos, según indica el sitio Web Negro League Baseball. Durante los años 1880, varios jugadores de color compitieron en prominentes ligas a través del país. Pero en 1890, el informal “acuerdo de caballeros” entre dueños y managers de equipos forzó a los jugadores de color fuera de las ligas profesionales blancas, obligándolos a jugar en ligas segregadas de color.
En 1916, Jimmy Claxton brevemente rompería la barrera racial, indica el Baseball Biography Project. Diciendo ser un Nativo Americano, Claxton firmó con los Oakland Oaks de la Liga de la Costa Pacífica. Claxton fue lanzador en solamente dos juegos antes de que los oficiales del equipo descubrieran que era realmente negro y rápidamente lo despidieran.

Relacionadas